Por el testamento una persona puede disponer de sus bienes, total o parcialmente, para después de su muerte, y ordenar su propia sucesión dentro de los límites de la ley y con las formalidades que ésta señala. Los testamentos son siempre personales, unilaterales y revocables. Las formalidades de todo testamento son la forma escrita, la fecha de su otorgamiento, el nombre del testador y su firma, salvo en los casos en que no sepa o no pueda firmar, en cuyo caso lo hace el testigo testamentario que el testador designe.

Son incapaces de otorgar testamento los menores de edad (salvo los mayores de dieciséis años cuando se casan u obtienen título oficial que les autorice para ejercer una profesión u oficio); los que por cualquier causa se encuentren privados de discernimiento; los sordomudos, los ciego-sordos y los ciego-mudos que no pueden expresar su voluntad de manera indubitable; los retardados mentales; los que adolecen de deterioro mental que les impide expresar su libre voluntad; los ebrios habituales y los toxicómanos; asimismo los que carecen, en el momento de otorgar, por cualquier causa, aunque sea transitoria, de la lucidez mental y de la libertad necesarias para el otorgamiento de este acto. Entre las ventajas fundamentales de dejar un testamento, está la posibilidad de poder dar más a unos que a otros, sin testamento la herencia se reparte en partes iguales, pero con el testamento existe la posibilidad de dar más a unos que a los otros. (más…)

Debido a la situación actual que afecta profundamente a nuestro país, un sinnúmero de personas se han visto gravemente perjudicadas por la pérdida de sus empleos, cierre de centros de trabajo y/o cierre de negocios propios, así como la general y drástica disminución de los ingresos económicos familiares que, desgraciadamente, han ocasionado incumplimiento y morosidad en sus obligaciones de pago con las empresas del sistema financiero (bancos y financieras) originadas éstas por créditos de consumo como préstamos personales, tarjetas de crédito y otros como créditos hipotecarios contratados para la adquisición de viviendas. (más…)

Uno de los apuros más serios originados a consecuencia del estado de emergencia sanitaria y aislamiento social obligatorio decretado por el gobierno, así como la casi total paralización de actividades laborales públicas y privadas en nuestro país que causa la suspensión de empleo de miles de personas, ha sido el incumplimiento involuntario de obligaciones de diversa naturaleza, contraídas por personas naturales y jurídicas con anterioridad a este evento excepcional. (más…)

Todos tenemos recuerdos de los hogares en los que hemos crecido, el colegio al que fuimos, los amigos del vecindario o las tardes en el parque. El lugar dónde pasamos nuestra infancia impacta en gran medida al resto de nuestra vida determinando directa o indirectamente nuestros intereses, las oportunidades que tendremos y nuestro modo de ver la vida.

Por ello, la elección del lugar de residencia de nuestros hijos es una de las cuestiones más relevantes de sus vidas y que más van a afectar a su futuro, y en tal sentido, el cambio de residencia de nuestros hijos, significa permitir que el hijo, o hijos menores de edad, cambie su lugar habitual de domicilio. (más…)

Durante los últimos años ha existido un aumento imparable en el alquiler de viviendas (unas veces de manera formal, pero mayoritariamente de modo informal) siendo varios los motivos que lo explican, entre otros, las dificultades para poder conseguir un financiamiento bancario debido a los requisitos que se exigen para concederlo, la inseguridad laboral, el importe de las cuotas mensuales, etc. Ante este escenario, el Contrato de Arrendamiento se ha convertido en uno de los documentos más habituales en el día a día, y en razón de ello, les comparto algunas recomendaciones a tener en cuenta antes de elaborar y suscribir un contrato de alquiler: (más…)

Algo que es bastante común y confunde mucho a los padres separados, se encuentra referido a lo que significa el concepto de patria potestad y tenencia de los hijos. En la mayoría de las consultas relacionadas con la tenencia de sus hijos, los padres utilizan ambas figuras jurídicas como si se tratase de lo mismo, sin embargo, ambas son distintas y originan distintos deberes y derecho, que se encuentran señalados en nuestro Código Civil y en el Código de los Niños y Adolescentes. (más…)

La negociación se puede definir como un método de solución de conflictos mediante el cual, dos o más personas buscan llegar a un acuerdo respecto a un motivo determinado que puede originar o ya ha desatado una disputa. De esta forma, la negociación se convierte en un proceso de intercambio de información y ofrecimientos mutuos que conlleven al cumplimiento de las obligaciones asumidas por las partes, que, teniendo intereses comunes, ambicionan llegar a un acuerdo definitivo que ponga fin a la controversia.

Este proceso se estila desarrollar en forma de diálogo constante entre las partes, en donde cada uno tiene interés en lo que la otra parte tiene o puede ofrecer, pero no está dispuesto a aceptar todas sus condiciones. De esta forma, cada parte busca que la otra ceda en algo su postura para poder llegar a un punto de acuerdo aceptable por ambos.

En un proceso de negociación existen dos o más partes interesadas en solucionar un conflicto; estas mismas partes se encuentran relacionadas entre sí, dado que ambas partes cuentan con algo que le interesa a la otra y que le da poder de negociación a cada una de ellas; se desenvuelve mediante situaciones dinámicas de comunicación positiva entre las partes que permite exponer las propuestas e intereses comunes; se trabaja en el perfeccionamiento de un plan de estrategias y tácticas que tendrán como objetivo la aceptación de la mayor parte de las pretensiones; y finalmente cuando la negociación alcanza el éxito, se debe de legitimar y formalizar estos acuerdos en un documento que precise los pormenores de éstos y los compromisos de las partes para el cumplimiento de lo pactado.

En nuestro país cada vez más personas llegan a la edad de jubilación con una pensión muy reducida o sin pensión alguna. Esta situación no les permite afrontar sus gastos y necesidades más básicas aun cuando tienen una vivienda propia en donde residen. De esta forma, obtener dinero adicional que le permita resolver esa apremiante situación se convierte en una necesidad esencial. Ante esta realidad, la hipoteca inversa (Ley No. 30741 – Ley que regula la Hipoteca Inversa y el D.S. No. 202-2018-EF – Reglamento de la Ley No. 30741) se convierte en una solución ideal para obtener tranquilidad económica al llegar a la jubilación. Por consiguiente, ¿qué es la hipoteca inversa? (más…)

Generalmente a finales del año escolar, se abren y cierran los ciclos de reserva de matrícula y cambios de colegio para el próximo periodo escolar que viene.

La pregunta que se hacen los padres de menores en edad escolar que viven con sus hijos y que se encuentran separados, divorciados o simplemente han tenido a sus hijos sin haberse casado, pero que tienen un acuerdo verbal, mediante un Acta de Conciliación Extrajudicial o una sentencia judicial tras un proceso contencioso, está referida a quien tiene la facultad de decidir en qué colegio estudiarán sus hijos, si los pueden cambiar del actual colegio y quién de ellos puede tomar esa decisión.

La razón de esta interrogante obedece a que la educación escolar del menor (para hacer referencia únicamente a este tema y considerando que la educación de los hijos es indiscutiblemente una de las obligaciones más importantes que tienen los padres) debiera decidirse por ambos padres debido a los deberes y derechos inherentes a la patria potestad que les corresponde a ambos, pese a que se haya adjudicado la tenencia legal y custodia de los hijos a uno de ellos. (más…)

El Arbitraje es un mecanismo extrajudicial empleado para resolver controversias y solucionar conflictos que se encuentra regulado por el Decreto Legislativo No. 1071 – Ley de Arbitraje y que consiste en que dos o más partes por medio de un convenio arbitral acuerdan por escrito y bajo la forma de una cláusula dentro de un contrato o mediante un acuerdo independiente, otorgar facultades a un tercero (árbitro) o terceros (tribunal arbitral) imparciales ajenos a las partes, para que conozcan y resuelvan de manera definitiva todas o algunas controversias que hayan surgido o que puedan surgir entre las partes respecto de una determinada relación jurídica contractual o de otra naturaleza, comprometiéndose a cumplir lo que este tercero o terceros decidan mediante un laudo arbitral. (más…)