La Carta Notarial es una comunicación escrita redactada por una persona (remitente) cuyo contenido está dirigido a otra persona (destinatario) con el manifiesto propósito de informarle o comunicarle algo. Esta comunicación adquiere la calidad de notarial cuando el remitente acude ante un notario para que éste se haga cargo de llevarla al domicilio del destinatario que ha sido consignado en la misma carta, entregársela personalmente y dejar constancia de su gestión (fe de entrega) mediante una certificación escrita que la anotará en el reverso de una copia o duplicado de la carta y que devolverá luego de su gestión al remitente. (más…)