Uno de los apuros más serios originados a consecuencia del estado de emergencia sanitaria y aislamiento social obligatorio decretado por el gobierno, así como la casi total paralización de actividades laborales públicas y privadas en nuestro país que causa la suspensión de empleo de miles de personas, ha sido el incumplimiento involuntario de obligaciones de diversa naturaleza, contraídas por personas naturales y jurídicas con anterioridad a este evento excepcional. (más…)

La negociación se puede definir como un método de solución de conflictos mediante el cual, dos o más personas buscan llegar a un acuerdo respecto a un motivo determinado que puede originar o ya ha desatado una disputa. De esta forma, la negociación se convierte en un proceso de intercambio de información y ofrecimientos mutuos que conlleven al cumplimiento de las obligaciones asumidas por las partes, que, teniendo intereses comunes, ambicionan llegar a un acuerdo definitivo que ponga fin a la controversia.

Este proceso se estila desarrollar en forma de diálogo constante entre las partes, en donde cada uno tiene interés en lo que la otra parte tiene o puede ofrecer, pero no está dispuesto a aceptar todas sus condiciones. De esta forma, cada parte busca que la otra ceda en algo su postura para poder llegar a un punto de acuerdo aceptable por ambos.

En un proceso de negociación existen dos o más partes interesadas en solucionar un conflicto; estas mismas partes se encuentran relacionadas entre sí, dado que ambas partes cuentan con algo que le interesa a la otra y que le da poder de negociación a cada una de ellas; se desenvuelve mediante situaciones dinámicas de comunicación positiva entre las partes que permite exponer las propuestas e intereses comunes; se trabaja en el perfeccionamiento de un plan de estrategias y tácticas que tendrán como objetivo la aceptación de la mayor parte de las pretensiones; y finalmente cuando la negociación alcanza el éxito, se debe de legitimar y formalizar estos acuerdos en un documento que precise los pormenores de éstos y los compromisos de las partes para el cumplimiento de lo pactado.

El Arbitraje es un mecanismo extrajudicial empleado para resolver controversias y solucionar conflictos que se encuentra regulado por el Decreto Legislativo No. 1071 – Ley de Arbitraje y que consiste en que dos o más partes por medio de un convenio arbitral acuerdan por escrito y bajo la forma de una cláusula dentro de un contrato o mediante un acuerdo independiente, otorgar facultades a un tercero (árbitro) o terceros (tribunal arbitral) imparciales ajenos a las partes, para que conozcan y resuelvan de manera definitiva todas o algunas controversias que hayan surgido o que puedan surgir entre las partes respecto de una determinada relación jurídica contractual o de otra naturaleza, comprometiéndose a cumplir lo que este tercero o terceros decidan mediante un laudo arbitral. (más…)

La Conciliación Extrajudicial es un mecanismo alternativo rápido y económico que consiste en que dos o más partes que se encuentran en conflicto acuden a un Centro de Conciliación Extrajudicial a fin que un tercero imparcial sin poder decisorio denominado Conciliador los ayude y facilite a buscar por sí mismas una solución al conflicto y las consecuencias derivadas del mismo, sin la presencia obligatoria de un abogado y mediante la interlocución participativa. Esta manera diferente y efectiva de solucionar los conflictos entre personas que tienen un problema, se basa en el diálogo pacífico y la creatividad de las partes para encontrar compromisos que pongan fin al desacuerdo con resultados mutuamente satisfactorios y de manera agregada, a trabajar en la consecución de una cultura de respeto, convivencia pacífica y justicia entre los ciudadanos. (más…)